Radio Ventisqueros
Entretención y Tendencias

Envenenando a nuestras mascotas lentamente

Muchos hogares pueden decir que poseen al menos un amigo de cuatro patas como parte de la familia. Pero las mascotas que se quedan principalmente en interiores pueden tener mayores tasas de enfermedades, como diabetes, enfermedades renales e hipotiroidismo, en comparación con las que se quedan exclusivamente fuera. Algunos científicos proponen que las sustancias químicas en el hogar podrían contribuir a estas enfermedades.

Para aclararlo, un grupo ha examinado cómo las mascotas podrían estar expuestas a parabenos, conservantes que se encuentran comúnmente en productos cosméticos y farmacéuticos. Su uso en productos alimenticios humanos y en alimentos para perros y gatos está regulado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA). Estas sustancias también han demostrado actuar como disruptores endocrinos (DE), esto es, interferir con los sistemas hormonales.

¿Qué encontraron? Malas noticias. Estudios previos han examinado la presencia de otros disrruptores endocrinos, como los metales pesados (plomo, por ejemplo) y el bisfenol A (que viene en los plásticos de algunos envases), en los alimentos para mascotas, pero se sabía muy poco sobre los parabenos en este contexto. Por lo tanto, el investigador Kurunthachalam Kannan del Wadsworth Center, en Nueva York, y sus colegas querían examinar la exposición de perros y gatos a los parabenos en alimentos para mascotas disponibles comercialmente y analizar las sustancias en la orina de los animales.

Para ello, el equipo examinó 58 variedades de alimentos para perros y gatos, así como 60 muestras de orina de animales. El parabeno llamado metilparabeno y un metabolito llamado ácido 4-hidroxibenzoico (4-HB) fueron los químicos más abundantes detectados en los alimentos para mascotas y la orina. Los investigadores encontraron que los alimentos secos contenían niveles más altos de parabenos y sus metabolitos que los alimentos húmedos. Además, informaron los investigadores, la comida para gatos tenía concentraciones de parabenos más altas que la comida para perros. Después del análisis de orina, el grupo calculó la ingesta de exposición acumulada para perros y gatos. Al comparar los cálculos, el equipo concluyó que los perros están expuestos a otras fuentes de parabenos, además de alimentos, mientras que la exposición de los gatos es principalmente de su dieta.

Estos resultados son inquietantes ya que, los investigadores señalaron que, según su conocimiento, esta es la primera vez que se informa la presencia de estas sustancias en los alimentos y la orina de los animales domésticos en los Estados Unidos. En este contexto, quizás no es mala idea disminuir la exposición de las mascotas a comida industrial y, por supuesto, nada de maquillarlos.

Related posts

Guinness Records.

ventisqueros

Festival de Teatro Patagonia en Escena anuncia su parrilla 2017.

ventisqueros

El hombre del brazo de oro: donó sangre durante seis décadas y salvó a más de dos millones de bebés

ventisqueros

Salir de Comentario

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer mas